El blog de Miriam Alcázar

Un blog sobre lo que me gusta. Cocinar, viajes, reflexiones y mi día a día.

Cheesecake de calabaza con galleta

¡Hola! pues voy a subir mi primera receta en el blog, como ya dije últimamente he ido subiendo a mis redes sociales las recetas que hacía, pero ahora me he decidido a ponerlas en mi blog. Paso a paso. 
Con motivo de Halloween busqué recetas con calabaza y encontré muchas, pero finalmente elegí esta receta que he adaptado de hotchocolatehits.com.

He intentado utilizar ingredientes más naturales, por ejemplo, la calabaza es de cosecha propia, de lo más ecológica ;). El azúcar también es ecológica, la crema de queso light. ¡Es mi pequeña aportación! He de decir que para ser la primera vez que los hago no me han quedado nada mal y estaban buenísimos. 



Los ingredientes originales y las medidas con cups (medidas americanas), por lo que he adaptado las medidas. Pronto escribiré un post con medidas y equivalencias.

Ingredientes:
Para la base:

  • 3/4 tazas (cup) o 150-180 gr. de galletas de gengibre. Yo he utilizado la galleta Lotus.
  • 45 gr. de mantequilla sin sal.
Para el relleno:
  • 225 gr. de crema de queso (yo he utilizado light pero la consistencia es mejor con la normal).
  • 60 gr. de azúcar o 100 gr. de azúcar moreno (yo he utilizado azúcar moreno).
  • 1 cucharada de postre de extracto de vainilla.
  • Media cucharadita de café de canela en polvo.
  • Una pizca o 0,5 gr. de pimienta molida.
  • Una pizca o 0,5 gr. de Nuez moscada.
  • 1 huevo.
  • Media Taza o 125 ml. de puré de calabaza.
Para la cubierta:
  • 180 ml. de nata para montar (muy fría).
  • 2 cucharadas soperas de azúcar (a elegir).

Elaboración:

1. Precalentar el horno a 180º y preparar la bandeja de magdalenas con 9-12 papeles.



Para hacer la base:

1. Coge las galletas, mételas en una bolsita con cierre y tritúralas con un rodillo de cocina hasta que queden totalmente migas.
2. Una vez estén trituradas, coge las migas y pésalas para asegurarte que la medida es de 150 gr. aproximadamente de galleta.
3. Coge la mantequilla derretida y añádela a la galleta triturada y remueve hasta que quede como una arena mojada pero suelta.
4. En cada papel de magdalena, pon una cucharada de la mezcla y aplástalo con los dedos para que se adhiera bien al fondo.
5. Introduce en el horno sólo 5 minutos. Sácalas y déjalas enfriar.






Para el relleno:

1. Lo primero de todo, pela la calabaza y ponla a cocer. Una vez cocida, haz un puré y reserva.



2. En un bol, mezcla la crema de queso con el azúcar hasta que esté bien homogéneo. Mejor que la crema esté a temperatura ambiente.
3. Añade la canela, la pimienta, la nuez moscada y mezcla.
4. Añade el huevo y el puré de calabaza y mezcla.


5. Rellena los papeles de magdalenas con la mezcla hasta arriba.
6. Hornea entre 30-40 minutos hasta que los pastelitos estén hinchados por los bordes y un poco hundido por el centro.
7. Déjalas enfriar y separa los pastelitos de los papeles, es importante que esté frío. Si no sale perfecto no te preocupes, a mi tampoco me quedaron a la perfección.


8. Mantén en el frigorífico al menos 2 horas.



Para la cobertura:

1. Monta la nata con el azúcar hasta que tenga la consistencia adecuada. Yo la he montado com mi amasadora Bosch pero puedes hacerlo con una batidora con barillas, y si te sientes con fuerzas ¡A mano!.
2. Para finalizar pon un poco de nata encima de los pastelitos y espolvorea encima un poco de galleta triturada que te haya sobrado.



Pues lo dicho, para ser la primera vez no estaban mal, son muy mejorables, pero de sabor estaban muy ricos. Pronto repetiré y pondré la receta mejorada. Espero que me leáis y os gusten mis consejos. ¡Hasta la próxima!
Pin It

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola !
Los ingredientes anticipan un sabor curioso y riquisimo ( muy halloweenero)
Lo cierto es que hay que tener paciencia para hacerlo y fuerza de voluntad para no comértelo todo!!.se me ocurre un reto de repostera profesional.
Ayer de casualidad vi en top chef que tenían que hacer un trampantojo. Me parece una buena idea que te pringues , nunca mejor dicho, y te curres uno!
Para quienes no sepan lo que es ( yo lo descubrí ayer) se trata de hacer una recreación en un plato y que su composición no tenga que ver en nada con su aspecto.
Por ejemplo, ( una piña de pino con sus piñones decorada con su tierra y sus colores del bosque , luego al probarlo, resulta que es un mel y mató!!)
Lo lanzo a ver que tal!. Eres muy mañosa
Pd. Si te quedas bien la primera en probarlo debería ser yo. Jajajajaja
Besos
Márian

5 de noviembre de 2015, 19:40  
Unknown dijo...

Que pintaza tiene!!!! Seguro que estaban riquisimas!! Y desde luego que hay que tener fuerza de voluntad para luego no comertelo todo jejeje
A ver si lo apaño con alguna receta light, que yo si que no puedo comer nada de esto...
Me encanta que hayas vuelto al blog, yo tambien quiero, pero no se como ni cuando empezar jajaja
Besicos
TriLolica

10 de noviembre de 2015, 13:44  

Publicar un comentario